¿Big Data para el Small Business?

Este post es una suerte de continuación de aquél que dedicamos al Big Data y noSQL, como alternativas a una manera de hacer las cosas que va quedándose obsoleta gracias a la abundancia de recursos de computación y almacenaje.

Aunque todo esto es cierto, lo que suele revolucionar los negocios en el fondo, no es la nueva tecnología, sino la forma de aplicarla, los nuevos modelos de negocio a los que da lugar y las mejoras en los procesos que posibilita.

Este fin de semana leíamos un comentario, no muy neutral pero bastante acertado, sobre el supuesto fin de los SaaS (¿Pero que dice?). No asustarse, lo de la búsqueda de la atención en los títulos de los posts da lugar a este tipo de exageraciones, pero algunos puntos dentro del mismo son muy interesantes.

Básicamente, el hilo de la argumentación es que los SaaS lo han revolucionado todo, sobre todo porque permitieron el acceso a muchísima funcionalidad a empresas que hasta entonces no podían costear según qué solución de CRM (Salesforce), ERP (Netsuite), etc. En España, Aplicateca es un buen ejemplo de ello.

Pero, lo que no hicieron en su momento es tener el respaldo, que si tienen ciertas ofertas de gran público (Amazon, Google, Facebook), de una cantidad ingente de datos sobre los que fundar ciertas decisiones en los flujos que soportan esos SaaS.

Significa eso el fin de los SaaS… ni mucho menos, lo que significa es que habrá una nueva categoría entre los mismos, que utilizarán en su beneficio todos los desarrollos hechos en Hadoop, noSQL, etc.

De repente, el SaaS adquiere una propiedad extraña… cuantos más usuarios, más potencia, y no solo porque se garantice su viabilidad, sino porque contará con más información. Y ojo, muchas pequeñas empresas se beneficiarán de esto.

Eso sí, esto no es algo trivial, adaptar las arquitecturas de los SaaS existentes a este nuevo modelo de “Big Data App”, requiere mucho trabajo, aunque potencialmente, los réditos son extraordinarios.

Las matemáticas de los SaaS son que el mercado los valora mediante tres métricas: Customer Lifetime Value (LTV) o tiempo de vida del cliente, Cost of Customer Acquisition (CCA) o coste de adquisición del cliente y Rate of Growth o ratio de crecimiento. Lo bueno de una BDA es que seguramente el LTV será mayor y gracias al efecto de red, el coste de adquisición debe ser menor.

La buena noticia para nosotros los ingenieros, es precisamente la cantidad de trabajo que esto dará, ¿quién dijo crisis?

 

Share Button

Acerca de Esteban Díaz Asúa

Relación con Desarrolladores
Esta entrada fue publicada en Comentario, Tendencias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>