Cómo activar y desactivar la carga rápida de Samsung

carga rápida Samsung

Hace algunos años, Samsung lanzó una nueva tecnología para cargar la mayor parte de la batería de sus dispositivos en apenas unos minutos. Una solución que ha sido mejorada en cada nuevo modelo de smartphone presentado por el fabricante surcoreano. Si tú usas alguno de estos dispositivos, te enseñamos cómo activar y desactivar la carga rápida de Samsung.

No hace falta explicar las ventajas que supone la carga rápida para cualquier usuario. Cuando tenemos prisa y tenemos que salir de casa con el móvil cargado, esta puede ser una solución perfecta. Sin embargo, es un recurso que también presenta algunos inconvenientes.

En un anterior post, donde analizábamos las causas más comunes de los problemas de batería de los teléfonos móviles, incluíamos entre ellas el excesivo uso del recurso de la carga rápida. Con esto cabe concluir que hay que aprovechar la posibilidad de la carga rápida (de 20 W o de 25 W) como una fantástica ayuda en momentos puntuales, pero de la cual no conviene abusar.

¿Cuál es el problema de la carga rápida para la salud de la batería? Principalmente, el exceso del calor. Los sistemas de carga rápida elevan la temperatura del móvil de manera muy peligrosa. Seguramente, después de usar el sistema de carga rápida o ultrarrápida, vamos a notar cómo nuestro terminal se ha calentado mucho en muy poco tiempo. Y eso no es nada bueno, pues estamos acortando la vida de la batería y, al mismo tiempo, corremos el riesgo de que se deterioren los sistemas que hacen funcionar nuestro teléfono.

Por eso es conveniente saber cómo activar y desactivar la carga rápida de Samsung. Y sobre todo, saber en qué momentos es conveniente usar esta función y cuándo no.

¿Cómo saber si mi teléfono Samsung dispone de carga rápida?

Aunque está presente de serie en los últimos modelos, no todos los terminales Samsung cuentan con la posibilidad de carga rápida. Para salir de dudas, basta con echar una ojeada al cargador que viene en la caja junto al teléfono. Si en él aparecen las palabras «Fast Charging», sabremos que sí.

Esta información también se puede encontrar en la caja del dispositivo y, por supuesto, en la web del fabricante.

Pero en general todos los últimos dispositivos móviles Galaxy vienen ya equipados con una bobina interna para carga rápida inalámbrica y carga rápida adaptativa con cable. Los únicos aspectos a los que hay que prestar atención son estos:

  • Aunque nuestro teléfono Samsung pueda admitir la carga rápida o ultrarrápida, no podremos acceder a ella sin no contamos con un cargador compatible con esta función.
  • Si cargamos nuestro dispositivo mediante una conexión USB a través de algún otro puerto (PC, TV, AUTO) es posible que la carga rápida no funcione, por tratarse de fuentes no compatibles.

Activar la carga rápida de Samsung

carga rapida

Estos son los pasos a seguir para activar la opción de carga rápida en un dispositivo Samsung:

  1. Para empezar, sobre la pantalla de nuestro móvil Samsung deslizamos un dedo hacia arriba. De este modo accedemos a la pantalla de Aplicaciones.
  2. Después, vamos directamente al icono de Ajustes.
  3. A continuación, seleccionamos Mantenimiento y batería.
  4. Allí vamos a la opción Batería, marcada en rojo en la captura de pantalla central de la imagen de arriba.
  5. Pulsamos la opción Más ajustes de batería.
  6. Finalmente, activamos el botón de carga rápida, tal y como se muestra en la imagen de arriba a la derecha.

En el ejemplo que corresponde a las imágenes de arriba, solo encontramos la opción de carga rápida. Las opciones de carga ultrarrápida y carga inalámbrica rápida no aparecen porque no están disponibles para este dispositivo.

Un apunte más: solo podremos activar o desactivar la carga rápida de nuestro móvil si no lo estamos cargando en ese momento.

Desactivar la carga rápida de Samsung

Como decíamos antes, usar la carga rápida de Samsung puede salvarnos la vida en más de una ocasión. Un recurso con el que siempre contamos y que podemos usar siempre que haga falta. Eso sí, hay que saber también que utilizar este recurso en exceso conllevará un mayor desgaste de la batería y, a largo plazo, una disminución de su vida útil. Esa es la principal razón por la cual conviene desactivarla inmediatamente una vez que no la necesitamos de modo imperativo.

El proceso es el mismo que el anterior explicado para la activación, pero a la inversa:

  1. Como antes, sobre la pantalla de nuestro móvil Samsung deslizamos un dedo hacia arriba para acceder así a la pantalla de Aplicaciones.
  2. Luego pulsamos sobre el icono de Ajustes.
  3. Seleccionamos Mantenimiento y batería.
  4. Desde allí seleccionamos la opción Batería.
  5. Pulsamos la opción Más ajustes de batería.
  6. Por último, desactivamos el botón de carga rápida.

La conclusión de todo esto podría resumirse así: la carga rápida de los móviles Samsung es un recurso muy práctico, pero que hay que usar solamente cuando sea necesario.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.