Cómo conectar dos routers a la misma línea

conectar dos routers

Si vives en una casa grande o bien si dispones de una red doméstica grande con muchos dispositivos, agregar un segundo enrutador puede ser la mejor solución para ampliar la cobertura tanto por cable como de forma inalámbrica. Además, con esto se consigue una mejora del rendimiento general. En este post vamos a ver cómo conectar dos routers a una misma línea, sus ventajas y principales alternativas.

Así es: es posible configurar dos enrutadores en la misma red. Dos o incluso más, si eso es lo que necesitamos o queremos para nuestra red doméstica. Por ejemplo, se puede configurar un segundo router para que actúe como un extensor de rango, o bien se puede configurar para compartir el mismo SSID que el enrutador principal, lo que significa que los dispositivos en su red se conectarán siempre al router que proporcione la señal más fuerte.

En cualquiera de ambos casos, las ventajas son evidentes:

Ventajas de conectar dos routers a una misma línea

doble conexión router

Cómo conectar dos routers a la misma línea

Los principales beneficios de esta conexión doble son los siguientes:

  • Una mayor conectividad para los dispositivos con cable. Es frecuente que el router principal de una red doméstica solo tenga una cantidad limitada de puertos LAN disponibles para conectar dispositivos con cable (en el mejor de los casos puede haber hasta cinco). Por tanto, al agregar un segundo router se incrementa de forma considerable el número de puertos Ethernet adicionales disponibles.
  • Mejor soporte para configuraciones mixtas con cable e inalámbricas. Disponer de un segundo enrutador puede ser muy útil si tenemos una red doméstica con cable a la que también deseamos conectar algunos dispositivos habilitados para Wi-Fi. Los enrutadores se pueden separar por ejemplo de este modo: los dispositivos cableados continuarán conectándose al enrutador principal, mientras que todos los dispositivos inalámbricos se conectarán al secundario. Esto puede resultar particularmente práctico si los dispositivos que se conectan por cable están ubicados en el otro extremo de la casa con respecto a los dispositivos inalámbricos.
  • Aislamiento para ciertos dispositivos. Es muy habitual que algunos de los dispositivos que tenemos en casa utilicen la conexión de red de manera particularmente intensa. Son los que usamos con más frecuencia, como por ejemplo un portátil o un smartphone. En estos casos se pueden configurar routers duales para aislar ciertos dispositivos y evitar que un exceso de tráfico de red afecte a los otros dispositivos. Por ejemplo, sería posible aislar un PC con el que continuamente transferimos archivos grandes o con el que pasamos muchas horas jugando online a través de un televisor inteligente.
  • Cobertura inalámbrica mejorada. Es una de las razones de mayor peso para conectar un segundo router a una misma línea. Nos sirve para extender una conexión Wi-Fi existente, mejorando en gran medida la cobertura en nuestro hogar y brindando una conexión inalámbrica estable incluso para los dispositivos más alejados.
  • Router de reserva. Por pura precaución, no está de más tener en casa un segundo router «de reserva» listo para utilizar en caso de que el router principal falle o deje de funcionar de repente.

Dos routers, una red

conectar dos routers

Cómo conectar dos routers a la misma línea

Lo primero que debemos decidir es cuál de los dos routers será el principal y cuál será el secundario. Lo más lógico es otorgar el papel de router número uno al más nuevo, aunque si disponemos de dos enrutadores iguales, no importa demasiado cuál es cuál.

A continuación hay que ubicar ambos routers cerca del ordenador que usaremos para la configuración. Una vez terminado el proceso, los podremos colocar en diferentes localizaciones del hogar.

También habrá que decidir qué buscamos conseguir con el segundo enrutador, puesto que de ello dependerá el tipo de conexión:

  • LAN a LAN para ampliar una conexión de red existente y SSID para incluir el segundo enrutador. Esta conexión nos permite compartir archivos entre dispositivos, independientemente del router al que se conecten.
  • LAN a WAN para crear una segunda red dentro de la red principal que nos permita imponer restricciones a cualquier dispositivo que se conecte a ella. Importante: una configuración de este tipo no admite el uso compartido de archivos entre las dos redes separadas.

Conectar dos routers usando Ethernet

ethernet dos routers

Conectar dos routers usando Ethernet

Estos son los pasos a seguir si elegimos este método:

Conexión al router principal

Lo primero que hay que hacer es comprobar que el router esté conectado primero al módem a través de un cable Ethernet. Después hay que conectar el ordenador al router, usando otro cable Ethernet. Ciertos modelos de PC y Mac con Windows no vienen equipados con un puerto Ethernet. En esos casos no queda más remedio que adquirir un adaptador de Ethernet a USB para poder realizar esa conexión por cable.

Iniciar sesión en el router principal

Este será el router que tomará el control de la conexión a Internet a través del módem. Debemos configurarlo como si fuera el único. Para ello hay que acceder a la interfaz web del enrutador. Esto se hace introduciendo la dirección IP del router en la barra de URL de nuestro navegador web e iniciando sesión a continuación.

Las credenciales para el inicio de sesión (si es que no las hemos cambiado) se encuentran en la tarjeta pegada en la parte posterior del dispositivo. La configuración de cada router puede variar dependiendo del fabricante y del modelo. Ante la duda, es recomendable consultar el manual del router o visitar la sección de soporte online en la web del fabricante.

Configuración DHCP

Este paso solamente es necesario en caso una configuración LAN a WAN. Se trata de configurar el DHCP para proporcionar direcciones entre 192.168.1.2 y 192.168.1.50. Después, para que los cambios queden guardados, hay que cerrar la sesión del router y desconectarlo del ordenador.

Este paso será el mismo cuando haya que configurar el DHCP en el segundo router.

Configuración del segundo router

Iniciamos sesión en el router secundario, exactamente igual que hemos hecho con el principal. La configuración de la dirección IP dependerá del tipo de conexión:

  • LAN a LAN: hay que cambiar la dirección IP para que coincida con la del enrutador principal, solamente cambiando el penúltimo dígito en un número. Por ejemplo: si el enrutador principal tiene una dirección IP de 192.168.1.1, el segundo enrutador debe usar 192.168.2.1.
  • LAN a WAN: hay que cambiar la dirección IP a 192.168.1.51.

Conexión de los routers

El último paso es conectar ambos roouters entre sí, aunque el puerto que debemos usar será diferente en cada caso:

  • LAN a LAN: se conecta un extremo del cable Ethernet a uno de los puertos LAN disponibles en la parte posterior del router principal y después el otro extremo a un puerto LAN disponible en la parte posterior del segundo.
  • LAN a WAN: se conecta un extremo del cable Ethernet a uno de los puertos LAN disponibles en la parte posterior del router principal y luego el otro extremo al puerto WAN de la parte posterior del otro router. A veces aparece etiquetado como «Internet».

Conectar dos routers mediante conexión inalámbrica

Cómo conectar dos routers a la misma línea

Antes de intentar configurar un segundo router de forma inalámbrica, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que ambos dispositivos sean compatibles. La mayoría de los routers inalámbricos se pueden usar como punto de acceso inalámbrico o extensor de rango, sin embargo, no todos se pueden usar para crear su propia red dentro de la red del enrutador principal. Ante la duda, siempre es recomendable consultar el manual del router o consultar el sitio web del fabricante.

Si existe compatibilidad, los pasos a seguir son los siguientes:

Conexión del router principal

Para realizar la configuración inicial en el router principal, debemos asegurarnos de que esté conectado primero al módem a través de un cable Ethernet. Necesitaremos también otro cable Ethernet para conectar con el ordenador. Puede que sea necesario comprar un adaptador de Ethernet a USB para realizar esta conexión por cable.

Inicio de sesión en el router principal

El router principal es el que tomará el control de la conexión a Internet a través del módem. Para iniciar sesión hay que acceder a él hay que ingresar la dirección IP del enrutador en la barra de URL de nuestro navegador web y luego iniciando sesión.

Como indicamos más arriba, Las credenciales para el inicio de sesión (si es que no las hemos cambiado) se encuentran en la tarjeta pegada en la parte posterior del dispositivo. La configuración de cada router puede variar dependiendo del fabricante y del modelo.

Inicio de sesión en el router secundario

El segundo router se conecta al ordenador mediante un cable Ethernet (en este paso no hay que conectar el router al módem). Para iniciar sesión abrimos la página de configuración, donde buscaremos «Modo de red» en «Tipo de conexión» o «Modo inalámbrico».

A continuación debemos seleccionar el «Modo puente» (en algunos modelos se llama «Modo repetidor»).

Configuración de la IP del router secundario

La dirección IP del segundo router debe configurarse de modo que se encuentre dentro del rango de DHCP del enrutador principal. También hay que asegurarse de que la máscara de subred coincida con la del router principal.

Es recomendable asignar un nombre único al segundo router, para evitar confusiones. También es muy práctico usar la misma contraseña siempre que esta sea lo suficientemente fuerte para evitar cualquier acceso no autorizado. Y ya está.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.