Cómo desactivar Secure Boot

secure boot

En este post vamos a hablar de Secure Boot, el sistema de seguridad que protege el proceso de arranque de nuestro ordenador ante diferentes amenazas de código malicioso, como malware y ransomware. En concreto, lo que vamos a analizar es el modo de cómo desactivar Secure Boot.

Secure Boot está integrado en la BIOS del ordenador. O en su versión más reciente, UEFI. Como seguramente ya sabrás, la BIOS (Basic Input Output System) tiene como principal función arrancar todos los componentes de nuestro equipo y lanzar el sistema operativo. Es un software muy simple que viene integrado en la placa base. Por otra parte, la UEFI (Unified Extensible Firmware Interface) es un firmware que se instala en la placa base y que ofrece características más modernas, aunque sus funciones principales son de facto las mismas que las de BIOS.

¿Para qué sirve Secure Boot?

La principal función de Secure Boot o arranque seguro es impedir la ejecución de cualquier software no certificado en el arranque del sistema. Resulta muy eficaz y conveniente para evitar que en nuestro equipo se cuele malware o aplicaciones poco fiables durante el inicio del ordenador.

Se podría decir, por tanto, que Secure Boot es una medida de seguridad avalada por Microsoft que exige ciertos requisitos de identificación. Dicho de otro modo: es una herramienta útil que trabaja para proteger a nuestros ordenadores. Entonces, ¿por qué vamos a querer eliminar Secure Boot? ¿Qué sentido tendría hacer algo así?

modo seguro windows 10
Artículo relacionado:
Cómo entrar en modo seguro en Windows 10

Razones para desactivar Secure Boot

Hay una respuesta para estas preguntas, que sin duda vamos a entender mejor si somos usuarios de Linux. Y es que Secure Boot es implacable y, de entrada, va a bloquear todo aquello que no pertenezca a Windows. Ese exceso de celo en la seguridad comporta evidentes desventajas que imposibilitan la ejecución de Linux.

Hasta la llegada de Windows 10, la activación del Secure Boot era opcional, lo cual dejaba un margen de maniobra para los que usaban otro sistema operativo. Después Microsoft dejó la decisión en manos de cada uno de los diferentes fabricantes.

Es cierto que en los últimos tiempos las distribuciones Linux han ido adaptándose a estas circunstancias, con versiones que ofrecen compatibilidad con Secure Boot. Pero no siempre es así, por lo que, antes de instalar cualquier distribución, es necesario comprobar que Windows sea compatible.

Actualmente, las distribuciones más importantes de Linux como Ubuntu, Fedora, RedHat , Debianomo o SUSE son perfectamente compatibles con Secure Boot.

Desactivar Secure Boot

secure boot

Antes de explicar el modo de proceder, hay que señalar que Secure Boot no es una característica permanente del sistema, por lo cual se puede desactivar sin problemas. Al hacerlo, podremos instalar cualquier software en nuestro ordenador, incluso aquellos que no lleva la firma de Microsoft.

Para desactivar Secure Boot tenemos que entrar en la configuración de UEFI de nuestro ordenador Windows 10. El procedimiento consta de dos fases: primero hay que reiniciar el Inicio Avanzado de Windows y después modificar la configuración UEFI.

Inicio Avanzado de Windows (Reiniciar)

Hay que seguir estos pasos:

  1. En primer lugar, hacemos clic en el icono de la rueda dentada que encontramos en el menú de inicio. Allí, vamos a la Configuración de Windows.
  2. Después seleccionamos la opción de Actualización y seguridad.
  3. En este menú, pulsamos sobre el apartado Recuperación, que se halla en la columna de la izquierda.
  4. A continuación vamos al apartado Inicio Avanzado, donde pulsamos en el botón de Reiniciar.

Configuración UEFI

Una vez dentro del Inicio Avanzado de Windows, ejecutamos los siguientes pasos:

  1. En el menú principal, seleccionamos la opción Solucionar problemas.
  2. Allí, elegimos Opciones avanzadas.
  3. En las nuevas opciones, seleccionamos Configuración de firmware UEFI. Tras esto, el ordenador nos comunica que necesita reiniciarse, así que debemos autorizar el reinicio.
  4. Después del reinicio, accedemos de forma directa a la UEFI. Allí, vamos a la pestaña Security.
  5. Por último, vamos a la opción Secure Boot, donde se encuentra un botón que podemos mover a las posiciones Enabled (activado) o Disabled (desactivado).*

(*) Si esa opción no aparece, es porque el fabricante de nuestro ordenador no nos lo permite. Algunos modelos incorporan el Secure Boot de serie, bloqueando la posibilidad de usar sistemas operativos como distribuciones de Linux.

¿Es conveniente desactivar Secure Boot?

Volviendo a lo explicado en los primeros párrafos de este post, recordemos que la función principal del Secure Boot es proteger nuestro sistema de los llamados boot loaders, los cuales pueden introducir códigos maliciosos en el arranque de nuestro equipo.

La opción de desactivar Secure Boot puede ser muy útil a la hora de realizar ciertas pruebas y modificaciones, sin olvidarnos de que estar activando y desactivando Secure Boot puede ser u poco incómodo e incluso arriesgado.

Sin embargo, solamente es recomendable para usuarios avanzados que posean unos mínimos conocimientos técnicos. De eso podemos deducir que la procedencia de realizar esta acción va a depender de cada perfil de usuario, sus necesidades y sus capacidades.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.