Cómo formatear un ordenador con Windows 10

Cómo formatear un ordenador desde herramienta de Windows 10

Con el nombre de formateo, estamos refiriéndonos a un proceso que consiste en borrar absolutamente todos los datos que nuestro ordenador tiene en el almacenamiento principal. Se pueden formatear todas las unidades de almacenamiento por separado, pero normalmente formatear un ordenador implica el borrado del disco con la información del sistema operativo. Es un procedimiento muy habitual cuando vamos a vender nuestro ordenador o si tenemos algún error que no se ha podido subsanar.

El procedimiento antes era más complejo, pero hoy en día los sistemas operativos como Windows 10 ofrecen opciones de formateo y regreso al estado de fábrica en unos pocos pasos. Si estás pensando en vender tu ordenador o en borrar a cero las unidades de almacenamiento para una instalación en blanco del sistema operativo, formatear es el primer paso para evitar inconvenientes a futuro. Antes de comenzar, puedes revisar qué sistema operativo tienes, y desde allí, arrancar el proceso..

Razones para formatear un ordenador

Los motivos principales para realizar un formateo están relacionados con las fallas en el rendimiento o funcionamiento del dispositivo. Entre las más habituales encontramos:

  • No enciende.
  • Tarda mucho en encender.
  • Se apaga de manera repentina
  • Pantallazos azules.
  • Virus o problemas de seguridad.
  • Funciona muy lento.
  • Imposibilidad de solucionar errores de compatibilidad con componentes.

Las ventajas de realizar un formateo

Si todavía no estamos decididos de realizar el proceso de formateo, puede que nos sirva conocer los beneficios que conlleva una instalación desde cero del sistema operativo. Entre las mejoras del rendimiento encontramos:

  • Eliminación y de errores del sistema y aumento de la velocidad del equipo.
  • Limpieza de espacio en disco duro.
  • Opción rápida si hay múltiples errores o se requieren muchas acciones para el mantenimiento.
  • Mejora el funcionamiento del disco rígido al reorganizar sus sectores.

Paso a paso, cómo formatear un ordenador

Antes de comenzar el formateo, asegúrate de haber hecho una copia de seguridad de tus archivos importantes y de los drivers para componentes de rendimiento crítico. Además de contar con un medio de instalación para el sistema operativo Windows 10, en este caso porque formatearemos e instalaremos este Windows.

Hecho todo esto, vamos a empezar el formateo desde el propio Windows 10, accediendo al menú de Configuración. Seleccionamos la opción de Actualización y seguridad – Recuperación y el botón Comenzar dentro del sector Restablecer este PC.

El proceso es guiado, con mensajes explicativos de cada paso. El sistema nos preguntará si queremos mantener los archivos o quitar todo. Si elegimos mantener los archivos, se borrarán las configuraciones personales y apps, pero no los archivos de fotos y vídeos. El verdadero formateo tradicional, es cuando elegimos borrar todo. En esta partición nueva, y limpia del disco duro, instalaremos desde cero el sistema operativo y no habrá posibilidades de que los errores se repitan, a menos que haya algún aspecto físico que haya dañado nuestro hardware.

Cómo formatear un ordenador si no puedo acceder al Windows 10

Existen otras alternativas para usar la herramienta Windows Recovery. Una posibilidad es encender el ordenador, y una vez llegados a la pantalla de acceso pulsar el botón de apagado mientras apretamos la tecla Shift y elegimos Reiniciar. Esto abre el Solucionador de problemas desde donde tendremos disponible la opción de Restablecer este PC.

También puedes seleccionar la opción Restablecer a un punto anterior. En este caso, no se trata de un formateo, sino de un regreso al punto de registro con la configuración más reciente donde todo andaba bien en nuestro dispositivo. Pueden perderse algunos datos pero tampoco cuenta como un formateo completo.

Cómo formater un ordenador y modificar opciones BIOS

Formatear un ordenador desde el símbolo de sistema

Otra opción, desde Windows, es acceder a una ventana CMD (Símbolo de sistema), y utilizar los comandos como en el viejo MS-DOS para ordenar al sistema que comience un formateo definitivo del sistema operativo. En este caso, debemos insertar los siguientes comandos:

  • Diskpart
  • List disk
  • Buscamos la unidad de disco que deseamos formatear y escribimos el comando select disk NÚMERO
  • Clean
  • Create partition memory
  • Format fs=ntfs

Luego esperamos que termine el proceso y una vez concluido, habremos formateado nuestro disco para tenerlo listo para una instalación limpia de Windows.

Formatear un ordenador con otras apps

Si no quieres usar las alternativas provistas por Windows, también hay aplicaciones de desarrolladores externos que hacen la misma función. Una de ellas es GParted. La app funciona tanto en Windows como en sistemas Linux. Pesa apenas 200 MB pero requiere que usemos también otra llamada TuxBoot.

Pulsamos Pre-Downloaded en TuxBoot y seleccionamos el archivo .ISO que corresponde a GParted. En el apartado Type elegimos USB Drive, y en Drive elegimos la unidad del dispositivo USB que usaremos para instalar Windows, ya tiene que estar conectado a tu ordenador. Le damos OK y se instalará el programa.

Ahora hay que reiniciar la PC y tenerla configurada para que arranque desde una memoria USB, modificación simple que realizamos accediendo a la BIOS con F2, F11 o F12 según la marca del BIOS, ni bien arranca el ordenador. Seleccionamos GParted Live (Default Settings) para configurar el teclado y esperamos el arranque del sistema. La interfaz es muy sencilla de navegar, pudiendo escoger que unidad de disco queremos formatear para dejarla en blanco y poder instalar nuevamente Windows 10 sin ningún error.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.