Qué es Cuphead y cómo jugarlo

Cómo se juega Cuphead

En el mundo de los videojuegos suelen aparecer títulos que sorprenden a toda la comunidad. Repentinamente, por su propuesta jugable, estética o dinámica, pasan a convertirse en clásicos indiscutidos. Algo así sucedió con Cuphead. Te contamos qué es este juego, quién es su personaje, la historia detrás de su creación y cómo jugarlo.

También exploramos las variantes, clones y otras propuestas que aparecieron para aprovechar su éxito repentino. Un viaje al mundo de los videojuegos, a un sentido del humor alocado, a una propuesta jugable diferente y a una estética de dibujos animados de los años 30 única.

Cuphead, un juego que hizo caso a las críticas

Cuando apareció por primera vez, Cuphead deslumbró por sus gráficos pero mostró algunas debilidades en el aspecto jugable. Era un título centrado únicamente en la batalla contra jefes finales, y eso no le permitía exprimir al máximo las posibilidades de su propio universo.

Los desarrolladores afortunadamente escucharon al público. Studio MDHR analizó el feedback de los jugadores y añadió nuevas secciones de plataformeo en 2D, secciones run & gun y nuevas mecánicas y estrategias para los jefes finales. El resultado fue aún más positivo. Hoy Cuphead es un título muy querido por los amantes de las plataformas y la acción, con clones y títulos inspirados en sus personajes y mecánicas.

El Cuphead original

El juego de Cuphead original está disponible para diferentes consolas: Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One, ordenadores con Windows y Mac. Posteriormente, saldrían versiones clónicas e inspiradas en el juego que se pueden correr en teléfonos móviles o a través de la web en páginas de juegos online.

La aventura se desarrolla como un título de plataformas y disparos en 2D con estética de dibujos animados de 1930. Encontrarás guiños notables a cortos animados de Disney y Warner, así como un diseño de personajes entre cómico y aterrador. El estudio canadiense MDHR logró captar a la perfección toda una estética y volcarla en un desarrollo jugable diferente.

Las batallas de jefes finales en Cuphead

La trama del juego

Islas Inkwell es una tierra de magia y fantasía. Los hermanos cabeza de taza Cuphead y Mugman vivían muy tranquilos, disfrutando el día a día, bajo el cuidado de Elder Kettle. Pero un día se alejaron de casa y terminaron en un casino. Comenzaron a ganar mucho dinero, gracias a una racha de suerte que cualquier apostador envidiaría, pero todo se complicó con la aparición del dueño del establecimiento: el Diablo.

Confiados en su suerte, apostaron sus almas contra llevarse todo el dinero del casino y terminaron perdiendo. Antes de cobrarse sus almas, el Diablo les ofrece un trato: deberán luchar contra los deudores del Diablo y traer esas almas, a cambio de salvar las propias. Así comienza un viaje en busca de los contratos de alma que serán la clave para salvarse ellos mismos.

¿Cómo se juega Cuphead?

El título está dividido en niveles ramificados, con batallas contra jefes finales que se van sucediendo una tras otra, y con algunas pantallas intermedias de exploración y plataformas. El juego ofrece vidas infinitas y una dificultad muy elevada, así que tendremos que ir aprendiendo a evadir los diferentes obstáculos y enemigos. Además se guardan las armas obtenidas.

El modo cooperativo permite controlar a los dos hermanos y explorar el mapa, con un diseño de mundo similar a un RPG de acción, y muchos enemigos, trampas y obstáculos en cada escenario. El factor estratégico y de equipamiento también influye en la jugabilidad. Hay diferentes objetos especiales que pueden servir para facilitar una batalla contra jefe.

La configuración de objetos se realiza a través de cuatro grupos. Los disparos A y B para seleccionar armas, el Súper para equipar un ataque especial, y la ranura de Amuleto que brinda poderes o habilidades especiales en combate. Para escapar y evadir los ataques enemigos puedes usar técnicas especiales, como el Esquive (Dash), el desvío (Parry) o el Fijado para apuntar siempre en una dirección puntual.

Cuphead no es un juego fácil, pero sus desarrolladores le añadieron diferentes niveles de dificultad para que los jugadores vayan entrenando. La idea es divertirse y entrenar para finalmente derrotar a los jefes finales en la dificultad más difícil. Por eso las vidas infinitas, claramente hay que estar preparados para morir varias veces.

Luchas en Cuphead

Versiones online

Si no tienes el juego de Cuphead original, aún así puedes disfrutar de parte de sus elementos técnicos y jugables. En la web hay numerosas versiones online que adaptan personajes, mecánicas o momentos del juego para un desafío gratuito y online desde la comodidad del navegador. Algunos de los mejor logrados y más divertidos son:

Cuphead: Una versión adaptada que imita el universo del juego original, enfrentándote a distintos jefes finales inspirados en el Cuphead original. Toda la ambientación, el nivel gráfico y las mecánicas están brillantemente adaptados. Destaca la banda sonora y el gran cuidado en los dibujos.
Cuphead – Brothers in Arms: Otra excelente batalla contra jefes finales inspirados en el título original, adaptando las mecánicas de disparo, saltos y plataformas. Las mecánicas de control mediante teclado pueden resultar un poco menos eficientes, pero la dinámica general está muy bien adaptada.
Cuphead Rush: Este título toma como referencia a los personajes del universo del juego, pero brinda una mecánica diferente. Está dentro del género de carrera infinita, donde tendremos que ir avanzando y sorteando obstáculos para evitar que nos detengan mientras escapamos. Es una excelente adaptación que permite explorar los escenarios de fantasía y dibujos animados.
Cuphead – Wally Warbles: La última recomendación de juego inspirado en Cuphead te enfrenta a distintos jefes finales del título original. Rescata las mecánicas de disparos y pelea gun & run y los adapta a un control online y gratuito.

Conclusiones

Cuphead marcó un antes y un después en el mundo de los videojuegos inspirados en dibujos animados. Permitió acercarse a la estética de dibujos animados de la década de 1930 de una manera distinta, y hoy sigue vigente. Es un poco aterrador a la vez que tierno, y esa mezcla de sensaciones es la que garantiza su gran nivel de adopción por parte del público.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.