Ideas de bromas telefónicas sin pasarte de la raya

bromas por teléfono

Todos las hemos hecho alguna vez. Y también todos hemos sido víctimas de ellas en alguna ocasión. A veces son graciosas, otras no tanto, pero nos sirven para echar unas risas con los amigos o para combatir el aburrimiento. Son las bromas telefónicas. Ideas hay muchas, y las hemos recopilado en este post.

Vaya por delante que no nos hacemos responsables de que el destinatario de la broma se la tome bien o mal. Dejamos en tus manos decidir a quién, de qué manera y con qué intensidad se hace la «gracia». Porque a todos nos gusta reírnos y pasar un rato divertido, pero no todo el mundo encaja estas cosas de la misma manera.

Obviamente, siempre es recomendable realizar las llamadas desde un número oculto, a fin de no desvelar nuestra identidad. Aquí te explicamos cómo llamar desde un número oculto.

Otro aspecto importante para gastar una broma telefónica con éxito es tener ciertas cualidades de actor. Tenemos que saber ejecutar bien nuestro papel y resultar convincentes. Solamente así lograremos confundir a nuestras «víctimas».

Pizza a domicilio

broma pizza

Bromas telefónicas ideas: pizza a domicilio

Un clásico. La broma consiste en hacerse pasar por un repartidor de comida a domicilio. Llamamos a nuestro amigo o víctima para avisarle de que su pedido está en la puerta. Cuando él nos responda, sorprendido, que no ha pedido nada, insistiremos en nuestra versión. La conversación podría discurrir del siguiente modo:

—Buenas, soy el repartidor de pizza. Estoy aquí, en el portal, pero no me abre nadie.
—Pero yo no he pedido ninguna pizza.
—¿Cómo que no ha pedido pizza? Estoy llamando al número que usted ha dejado cuando hizo el pedido por teléfono.
—Eso no puede ser.
—Mire, la pizza vale 25€. ¿La va a pagar o no? Yo no me pienso mover de aquí hasta que pague.

La charla puede continuar con un enfado creciente por parte del falso pizzero, para presionar a la víctima de la broma  y que esta acabe perdiendo los nervios. Eso sí, cuando esta aparezca en el portal para pagar la pizza o para enfrentarse al repartidor, no va a encontrar nada más que un montón de risas.

¿Has llamado a mi novia?

broma teléfono

Bromas telefónicas ideas: ¿Quién llama a mi novia?

Para esta broma hay que ponerse en el papel de novio celoso. Y un poco agresivo, si queremos darle algo más de salsa a la llamada. Hay alguien llamando insistentemente a nuestra novia o novio y eso nos molesta mucho. La conversación podría ir así:

—Hola. Mi novia está recibiendo llamadas desde este teléfono y quiero saber quién la llama. He marcado desde el teléfono de ella y has contestado tú. ¿Qué quieres? ¿Por qué estás llamando todo el tiempo a mi novia?

Sea cual sea la reacción de la persona a la que llamamos, hay que presionarle (sin que se nos escape la risa) para que se ponga nerviosa. No hace falta llegar a las amenazas físicas, pero un «dime dónde vives» bastará para que la tensión suba.

Coche golpeado

broma telefónica coche golpeado

Bromas telefónicas ideas: el coche golpeado

Para que esta broma telefónica tenga éxito, es necesario que el destinatario de la llamada tenga un coche. Y que conozcamos su matrícula. La idea es reclamar los daños de un golpe o un accidente imaginario sufrido por nuestro vehículo. Tenemos que estar muy serios para que se crea lo que le estamos diciendo:

—Buenas. Le llamo por la nota que dejó usted en el parabrisas de mi vehículo indicando que lo había golpeado.
—¿Cómo dice? ¿Una nota? Si yo no he tenido ningún golpe con el coche…
—Vamos a ver, yo tengo aquí una nota con su número de teléfono y la matrícula de su coche. ¿Me dice usted que no se hace responsable?
—Esto no puede ser, se debe estar confundiendo.
—¿No es esa la matrícula de su coche?
—Sí, pero yo no…
—Pues mire, yo doy parte a la policía y usted le da las explicaciones a ellos.

Se puede estirar la broma tanto como la otra persona al otro lado del teléfono aguante. O bien colgar fingiendo estar muy enfadados y dejando a nuestro interlocutor con la duda. ¿Vendrá la policía a aclarar el malentendido?

El corte de electricidad

corte electrico

Bromas telefónicas ideas: corte eléctrico

Una broma para sacar de las casillas a quien la sufre. Y es que a nadie le gusta que le corten el suministro eléctrico en casa. También se puede gastar esta broma amenazando con un corte de agua o de gas, pero anunciar un corte de electricidad es más efectivo, pues afecta a la luz. Es sí, para resultar creíbles, además de tener aplomo y poder de convicción, tendremos que manejar ciertos conceptos del lenguaje técnico y administrativo. Un ejemplo podría ser este:

—Buenas tardes, le llamo de X, la subcontrata de su compañía eléctrica. Esta mañana hemos estado revisando su contador y hemos podido comprobar que ha sido manipulado, con una derivación a otra vivienda. ¿Está usted al corriente de esta irregularidad?
—No entiendo nada, yo no he manipulado el contador.
—¿No estará usted robando la luz a otro vecino?
—¿Pero qué dice? Se están equivocando ustedes, yo no he tocado nada.
—Lo siento mucho, pero estoy obligado a dar parte a su empresa eléctrica. Al estar el contador manipulado, se procederá al corte de suministro.
—¿Me van a cortar la luz? No puede ser, tiene que tratarse de un malentendido.
—¿Tiene algo que alegar en su defensa?
—Espere, no haga nada, esto hay que aclararlo.

Si llegados a este punto todavía no se nos ha escapado ninguna carcajada, podemos intentar apretarle un poco más las tuercas a nuestra pobre víctima, para llevarla al límite:

—Escuche, me parece muy feo eso de robar la electricidad a sus vecinos. Voy a hacer constar en el informe su actitud. Además, esto también constituye un delito. Se le va a poner la cosa muy negra.

El premio del concurso

concurso radio

Bromas telefónicas ideas: el premio del concurso

Otra broma clásica: hay que hacerse pasar por el presentador de un programa de radio (un programa inventado, claro) y comunicar a nuestra víctima que su número de teléfono ha sido escogido al azar para un concurso. Puede haber, por ejemplo, mil euros en juego si acierta con las respuestas a una serie de sencillas preguntas. Para que el receptor de la llamada nos crea, tendremos que expresarnos como un presentador de verdad.

Con esta broma podemos tener a nuestra víctima enredada en una lista interminable de preguntas fáciles: Cuáles la capital de España, de qué color son los osos polares, cuál es la mitad de cuatro… Él irá acertando una tras otra (hay que tener preparadas muchas preguntas). Es posible que después de veinte respuestas, empiece a darse cuenta de que alguien le está tomando el pelo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)