Qué es un servidor NAS, cómo funciona y para qué sirve

Un servidor NAS es un dispositivo de almacenamiento conectado en red que ofrece, además, muchas otras funcionalidades. En el siguiente artículo te contaremos todo sobre este tipo de servidores, cómo funcionan, para qué sirven y todas sus posibilidades.

¿Qué es un servidor NAS?

Servidor NAS

Un servidor NAS -Network Attached Storage- es un dispositivo de almacenamiento en red. Permite, entre otras cosas, el acceso desde diferentes dispositivos: móviles, ordenadores y en remoto. Son muchas las posibilidades de acceso que ofrece y destaca por su precio y su sencilla administración.

Los servidores NAS permiten almacenar nuestros datos donde queramos, ya sea en el hogar o en la oficina. Con estos servidores podremos crear nuestra propia nube en casa, montar servidores web, VPNs o incluso crear un servicio de streaming propio.

Así, la función principal de un servidor NAS es actuar como una unidad de almacenamiento, actuando de disco duro externo o permitiendo crear nuestro propio almacenamiento en la nube, pero no en servidores de una empresa externa, sino en nuestra propia casa.

¿Cómo funciona un servidor NAS?

Por decirlo de alguna manera, un servidor NAS es un ordenador con su propio sistema operativo que funciona las 24 horas del día. En estos servidores encontramos dos conjuntos de componentes: el NAS con su RAM, procesador y demás, y por otra parte los discos duros que se pueden añadir a sus ranuras.

Los servidores NAS se pueden configurar de varias formas. Para un uso doméstico, el NAS suele conectarse directamente la router para obtener conexión directa a la red local y a internet, sin restricciones para actualizarse y ofrecer múltiples posibilidades.

Una vez hemos conectado el NAS deberemos acceder al dispositivo desde nuestro ordenador, y podrás hacerlo a través del navegador. También podremos instalar aplicaciones en nuestro  PC o dispositivos móviles con las que configurar los archivos que queremos copiar en el NAS.

El NAS también permite configurar varias cuentas de usuario cuando lo utilicemos como dispositivo en el que hacer copias de seguridad. Con esto tendremos nuestra propia nube para hacer copias de seguridad sin tener que pagar cada uno un servicio diferente, teniendo como único límite el nivel de almacenamiento que tengamos con los discos duros.

Por lo general, llevar a cabo la configuración inicial de un NAS nos puede llevar entre 15 y 30 minutos, aunque si queremos explorar otras posibilidades y funcionalidades que ofrece el servidor, esto nos llevará más tiempo.

¿Para qué sirve un servidor NAS?

Almacenamiento de datos

Los servidores NAS pueden estar enfocados a dos tipos de usuarios según el uso que le vayan a dar: doméstico o empresarial. Para los usuarios domésticos, el NAS, le aporta mayor facilidad en concepto de almacenamiento de datos. En el uso empresarial, para pequeñas y medianas empresas, el NAS ofrece la posibilidad de tener una buena cantidad de ranuras para discos duros y posibilidades para configurarlos.

Los usuarios domésticos también pueden configurar el NAS. Pueden aprovechar las ranuras de disco duro para sumar almacenamiento o hacer que uno copie el contenido del otro para tener una doble copia de seguridad, por lo que ofrece una gran solución en concepto de seguridad de pérdida de datos.

¿Qué podemos hacer con un NAS?

Para determinar todas las posibilidades que ofrece un NAS, siempre dependerás de las aplicaciones que instalemos en el servidor y del fabricante del mismo. Cada fabricante tiene un sistema operativo diferente, por lo que las funcionalidades variarán dependiendo del modelo de NAS. A continuación mencionaremos las funciones principales del NAS:

  • Unidad de almacenamiento: como ya hemos visto, la función principal del NAS es la de actuar como unidad de almacenamiento de datos, o lo que es lo mismo, utilizarlo simplemente como un disco duro. La diferencia es que no necesitamos conectar el disco duro al ordenador cuando lo queramos utilizar, ya que está conectado en la red.
  • Crear tu propia nube: otra de las funciones del NAS es crear copias de seguridad de varios dispositivos para que actúen como nuestra propia nube privada.
  • Centro multimedia: los servidores NAS tienen varias aplicaciones que nos permiten convertir el dispositivo en un centro multimedia, o lo que es lo mismo, reproducir contenido de nuestros discos duros en televisiones y otros dispositivos, pudiendo incluso crear nuestro propio servicio de streaming. 
  • Descargas P2P: podemos utilizar el NAS para descargar archivos como lo podrías hacer con torrent, pero en lugar de guardarse en tu ordenador, se guardarían en el servidor NAS.
  • Servidor web: el NAS también permite alojar un servidor al que subir una web, pudiendo utilizar tecnología PHP.
  • Tu propio VPN: también permiten algunos NAS montar una VPN o res privada virtual. Esto permite, entre otras cosas, conectarnos como si estuviéramos en otro país o enmascarar la IP de nuestro ordenador para que tu navegación sea más privada.
  • Servidor FTP para compartir archivos: esto nos permitirá compartir carpetas con los usuarios que queramos o incluso permitir el acceso privado y anónimo a estas carpetas.

Diferencias entre un servidor NAS y un disco duro externo

Disco duro

Como ya hemos visto, la función principal de los servidores NAS es la de almacenar archivos, pero no por ello debemos creer que son lo mismo que los discos duros externos.

Un disco duro externo es una unidad de almacenamiento que conectas y desconectas. En cambio, el el NAS funciona como un ordenador conectado a la red. Puedes, además, acceder a él desde varios dispositivos, y cuyas funcionalidades puedes ampliar con aplicaciones.

Comprar un servidor NAS

En el momento de comprar un NAS, primero debemos tener claro para qué lo queremos usar, si vamos a darle un uso básico o queremos ir más allá y utilizar funcionalidades específicas. Por ello, debemos tener en cuenta varias cosas que te comentaremos a continuación:

Procesador y RAM

modulo memoria RAM

Como ya hemos visto, un NAS es un ordenador, por lo que en el momento de comprarlo deberemos tener en cuenta el procesador y la memoria RAM que tiene ese modelo. Depende del uso que le vayamos a dar, si los vamos a utilizar como unidad de almacenamiento y hacer copias de seguridad, cualquier modelo nos servirá. Si queremos reproducir contenido u optar por otras funcionalidades, necesitaremos algo más potente.

Así, para darle un uso normal al NAS, no será suficiente que tenga 1 GB de RAM, pero si vamos a darle un uso más sofisticado y vamos a utilizar otras funcionalidades lejos de las principales, deberemos optar por un NAS que tenga mínimo 2 GB de RAM. 

Almacenamiento total

A cada NAS se le puede montar un almacenamiento máximo en discos duros, como 2 TB, 4TB, 8 TB, 16 TB, 32 TB, etc. A las ranuras de la NAS se les conoce como bahías, que también las deberemos tener en cuenta.

Para los usuarios domésticos, nos bastará con una o dos bahías, es decir, cuantas más ranuras, más discos duros podremos poner y, por ende, mayor capacidad de almacenamiento tendremos. Pero si queremos tener más de dos, deberemos tener un NAS con un procesaodr y RAM más potente.

Sistema operativo y aplicaciones que tiene el NAS

Como ya hemos dicho, un servidor NAS será diferente a otro dependiendo del fabricante, ya que tendrá su propio sistema operativo para sus NAS. Dependiendo del modelo, encontraremos una interfaz diferente a otra, con menús de navegación distintos. Algunos NAS apuestan por la simplicidad en su interfaz y otros en ofrecer muchas posibilidades restando facilidad en su uso.

Discos duros del NAS

Algo que debemos tener muy en cuenta en el momento de comprar un NAS, es ver os discos duros que tiene en su interior. Algunos NAS llevan incorporados los discos, pero muchos otros no, por lo que deberás comprarlos tú mismo por separado.

Por eso, deberás comprar discos duros preparados para rendir en óptimas condiciones en dispositivos NAS. Por eso recomendamos que te informes antes de comprar discos para el NAS y no optes por lo más barato, ya que de nada sirve tener un NAS muy potente si los discos del interior no rinden al mismo nivel.

Marcas de servidores NAS reconocidas

que NAS comprar

Existen varios fabricantes de servidores NAS en el mercado, por lo que encontrarás muchas opciones si estás pensando adquirir uno. Nosotros recomendamos varios por su popularidad entre los usuarios, veámoslos a continuación.

En líneas generales, a día de hoy estos son unos de los mejores servidores NAS que podemos encontrar en el mercado, aunque como ya sabes, todo avanza y está en continua mejora, por lo que te recomendamos que antes de adquirir uno, te informes bien de sus posibilidades y funcionalidades, teniendo en cuenta siempre el uso que quieras darle. Así, te evitarás desembolsar mucho dinero siendo totalmente innecesario.

Un servidor NAS o unidad de almacenamiento conectada en red podremos, entre otras muchas cosas, acceder a archivos de cualquier dispositivo que esté conectado a la red, realizar copias de seguridad en la nube o utilizarlo como centro multimedia. Ofrece muchas posibilidades que es importante estudiar al detalle.

Y tú, ¿sabías que eran los NAS? Cuéntanoslo en los comentarios y estaremos encantados de leerte.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.