Los mejores ratones gaming para jugar veloz con tus movimientos

ratones gaming

Los ratones gaming son una pieza fundamental en el puzle para tener un equipo 100% preparado para tus videojuegos favoritos. Muchos simplemente juegan con ratones convencionales, pero los diseñados específicamente para jugar pueden aportarte un plus en tus partidas, lo que podría significar la diferencia entre perder o ganar. Más aún si estás decidido a entrar en el mundo del eSport, donde cada pequeño detalle suma.

Además, no existe un ratón gaming perfecto para cualquier videojuego. Las compras se pueden afinar para optimizar el rendimiento en algunas categorías específicas como la estrategia, los shooters, etc. Aquí tienes todas las claves que necesitas para elegir el mejor para tu caso particular.

Los mejores ratones gaming

Si estás pensando en adquirir uno de estos dispositivos, aquí tienes algunas de las mejores recomendaciones de ratones gaming que puedes comprar:

Razer Naga Trinity

Este es uno de los mejores ratones gaming que puedes comprar para títulos tipo MOBA/MMO. Con sensor óptico de 5 Gs, 16000 DPI, optimizado para lograr más velocidad y precisión, y con tecnología para garantizar movimientos más suaves. Incluye 3 placas laterales intercambiables, con sistema para ofrecer información táctil y auditiva para confirmar que se ha ejecutado cada acción, 19 botones programables para todo tipo de funciones, como los hechizos o ataques para lanzarlos de forma rápida. Su diseño también es ergonómico y mejorado para diestros y emplea conector USB.

Comprar

Logitech G Pro

Es una alternativa para los que buscan un buen ratón gaming inalámbrico. Este Logitech G Pro ofrece un sensor óptico muy preciso y con gran velocidad. Se puede configurar de 100 a 25600 DPI. Con sistema mecánico de tensión de botones, diseño ergonómico, retroiluminación configurable mediante RGB, muy ligero, posibilidad de usar por personas ambidiestras, botones laterales extraíbles, y con autonomía de hasta 48 horas.

Comprar

Razer Basilisk X HyerSpeed

Este otro modelo de Razer también es inalámbrico, y con una latencia muy baja. Su batería puede durar hasta 450 horas en modo Bluetooth, y hasta 285 horas en modo dual inalámbrico. Posee switches mecánicos en sus botones como los teclados gaming, permitiendo pulsaciones precisas y rápidas. Tiene 6 botones programables para las funciones que precises, 5Gs, y sensor óptico de hasta 16000 DPI. Además, es muy duradero, soportando hasta 50 millones de pulsaciones.

Comprar

Logitech G502 Hero

Otro de los mejores ratones gaming es este Logitech con cable y conector USB. Posee un sensor Hero 25K, precisión elevada, y hasta 25600 DPI, 11 botones programables, scroll o rueda súper-rápida con dos modos pesonalizables, peso personalizable para ajustar el tacto a tu agrado (con pesas que se pueden agregar a 3.6g), iluminación RGB personalizable y que se sincroniza con efectos ya nimaciones, sistema de tensión mecánica en los botones, y altamente preciso.

Comprar

Mars Gaming MM218

Otra de las marcas gaming especializadas es la Mars Gaming, con productos como este ratón con cable USB. Un dispositivo que ofrece una iluminación chroma RGB con 11 efectos para elegir, buenas prestaciones, y un precio bastante económico. Su diseño proporciona un gran agarre, y su sensor óptico avanzado llega hasta los 10000 DPI. Se pueden programar los botones e incluso aumentar y disminuir los DPIs durante la partida para adaptarlos al estilo de juego.

Comprar

Razer Viper Ultimate

Este ratón tiene tecnología inalámbrica muy rápida, con una gran velocidad de transmisión, latencia baja, y que ofrece una experiencia fluida, incluso en entornos con más ruido. Sensor óptico con hasta 20000 DPI de alta precisión que registra hasta el más mínimo movimiento. Con un peso ligero de solo 74 gramos, diseñado para eSports, ambidiestro real, rápido y suave, con switches ópticos, y batería que dura hasta 70 horas de autonomía.

Comprar

Cómo elegir el ratón gaming perfecto

ratones gaming

A la hora de elegir los ratones gaming perfectos hay que tener en cuenta varios detalles técnicos:

Tipo de sensor

Uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir un ratón gaming es el tipo de sensor que monta el ratón:

  • Óptico: emplean un LED infrarrojo (IR) para funcionar, y son mucho más rápidos. Por este motivo, pueden ser mejores en títulos de videojuegos donde interese mejor precisión a la hora de apuntar.
  • Láser: usan un LED VCSEL láser, y consiguen mayor precisión para el puntero o cursor. Otro punto positivo de estos es que funcionan en cualquier superficie, algo que los ópticos no hacen.

Un sensor óptico podría ser mejor para videojuegos que necesiten movimientos rápidos, mientras que un ratón láser podría beneficiar a los shooters o FPS, ya que tendrás más precisión a la hora de apuntar y disparar.

Botones

Generalmente, los ratones convencionales suelen tener 2 botones y el scroll. En cambio, los ratones gaming tienen algunas funciones adicionales que facilitan mucho el trabajo durante la partida. Algunos disponen de botones programables para que puedas configurar la acción que ejecutarán durante el juego. Una forma de tener más a mano dicha función y que puede ayudar mucho a realizar acciones más rápido.

Aceleración del ratón gaming

Se denomina aceleración a la relación entre la velocidad del puntero y la velocidad del movimiento de la mano. Dicho de otro modo, seguro que te has percatado de que cuando mueves el ratón suavemente en alguna dirección, el cursor avanza poca distancia en la pantalla, en cambio, cuando lo mueves rápidamente, aunque el espacio recorrido en la alfombrilla de tu ratón sea el mismo que cuando hiciste el movimiento lento, el cursor ha avanzado mucho más en la pantalla: eso es la aceleración. Se mide en G, donde G equivale a 9.8 m/s o metros por segundo. Aunque se puede configurar, es importante elegir un ratón con una correcta relación. Algunos títulos necesitan de gran velocidad del cursor, por lo que la aceleración se vuelve importante.

Frecuencia de refresco

La frecuencia de refresco es otro detalle importante a la hora de elegir el ratón. Se refiere a la tasa de transferencia y respuesta entre el ratón y el PC. Se mide en hercios (Hz), y suelen ir desde los 250 Hz a los 1 Khz en los ratones gaming. Es mejor que la frecuencia sea lo más alta posible, ya que eso significará que pasará menos tiempo entre que se realiza el movimiento del ratón y que aparece una respuesta del cursor en pantalla.

Peso y diseño

El peso también resulta importante, ya que algunos prefieren ratones algo más pesados y otros algo más ligeros. Es cuestión de gustos, ya que las sensaciones al moverlos pueden ser más o menos agradables. Incluso existen pesos ajustables que puedes cambiar para aligerar el ratón y mejorar agilidad o agregar peso para ganar en precisión de movimiento.

El diseño, más allá de lo estético, o de si tiene luces RGB, etc., también es primordial. Debe ser ergonómico, ya que durante las horas que pases jugando evitarás molestias y dolores articulares o musculares, e incluso algunas lesiones como la tendinitis. Por otro lado, también existen algunos modelos específicos para zurdos (ambidiestros), lo cual le facilita mucho el uso a estas personas.

Conectividad: inalámbrico vs cableado

Los ratones gaming pueden ser inalámbricos o cableados. Los primeros permiten eliminar el cable, dando mayor libertad de movimientos, pero necesitarán una batería para funcionar. Mientras que el cable evitará depender de una batería que se agota, con infinita autonomía. Pero ¿cuál es mejor para gaming?

  • Inalámbrico: la mayor agilidad al no tener cable puede ser beneficiosa al no engancharse con nada como ocurre a veces con los cables.
  • Cableado: en cambio, los cableados ofrecen mejor respuesta, por lo que pueden ser mejores para los más exigentes.

Tipo de agarre de los ratones gaming

Hay mucho tipo de ratones, algunos incluso diseñados específicamente para sacar ventaja en MMO, otros para FPS, etc. También puedes encontrar varios tipos de agarre:

  • Palm grip: el agarre con la palma permite empuñar el ratón de tal modo que la mano descansa completamente sobre el ratón. Es la forma más habitual, y es el recomendable para los usuarios con manos más grandes.
  • Clawn grip: esta forma de agarre es en forma de garra, con el dedo índice y el dedo corazón arqueados hacia atrás para formar un ángulo perpendicular para hacer clic. El apoyo en este caso está en la zona de la muñeca. Así es más preciso.
  • Finger grip: se agarra con la punta de los dedos. Solo el pulgar y dos dedos tocan el ratón y la man se queda al aire por completo. Es el más preciso de todos, y muy positivo para los títulos FPS, pero también es el que más lesiones y fatiga puede generar.

Polling rate o tasa de sondeo

Esta tasa es la frecuencia con la que el ratón informa de sus posición al controlador. También se mite en hercios (Hz), por lo que está indicando la cantidad de veces por segundo. Los ratones gaming con 1000 Hz o 1 Khz informan de la posición del puntero 1000 veces por segundo, es decir, una vez cada 1 ms. Mientras mayor sea la tasa, menor será el retraso en la respuesta del puntero en pantalla ante los movimientos.

DPI o PPP

Esta característica hace referencia a la precisión del ratón gaming, y se mide en DPI (Dots per Inch) o puntos por pulgada. Mientras mayor sea la tasa DPI, más rápido se moverá el cursor del ratón en pantalla, pero menos precisión tendrá. Es decir, un movimiento mínimo hará que avance más o menos puntos en la pantalla. Con alto DPI, incluso con un mínimo toque se desplazará mucho, con un bajo DPI, se necesitará un movimiento mayor para que el cursor se mueva.

En pantallas con resoluciones altas, como la 4K o WQHD, sí que es positivo un alto DPI para que puedas desplazar el cursor rápidamente por la pantalla. Por ejemplo, un 1000 DPI significaría que por cada pulgada (2.54 cm) de desplazamiento que muevas el ratón con tu mano, se movería en pantalla 1000 píxeles en la dirección en la que lo hayas movido. Es decir, en pantallas con altas resoluciones (más px), con bajo DPI el desplazamiento del cursor sería más lento.

Por tanto, no siempre un ratón con más DPI es mejor, como piensan algunos. De hecho, un ratón gaming con alto DPI puede ser perjudicial en algunos tipos de videojuegos. Para los títulos de videojuegos donde se necesita agilidad, mejor alto DPI, para juegos donde la precisión sea importante, mejor bajo DPI. Si juegas a variedad de categorías, mejor algo intermedio que ofrezca un buen compromiso para todos. Por otro lado, ten en cuenta que el DPI se puede modificar en la configuración del sistema, pero núnca podrás subir por encima del máximo o por debajo del mínimo determinado por el fabricante del ratón.

En conclusión:

  • Shooters o FPS: mejor un DPI bajo. De lo contrario, un simple movimiento o toque podría mover el puntero y fallar en el disparo.
  • Juegos de precisión: donde tengas que apuntar, o no salirte de ciertos márgenes, etc., mejor bajo DPI.
  • Juegos en los que se necesite velocidad: mejor un DPI alto, ya que el cursor responderá muy rápido y generará movimientos muy veloces incluso con movimientos de mano pequeños.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.