Qué es y en qué consiste el minado de criptomonedas

minar criptos

Bitcoin, Monero, Litecoin, Ethereum… Hoy en día todo el mundo ya ha oído hablar del mundo de las criptomonedas, en el que muchos ya están invirtiendo. Se suelen destacar sus grandes ventajas como probable moneda digital de futuro o como oportunidad de inversión con la que ganar mucho dinero. También de sus inconvenientes: no están respaldadas por ningún organismo oficial y su volatilidad es alta. Sin embargo, se presta menos atención a un aspecto concreto: ¿De dónde salen? Aquí es donde hay que hablar del minado de criptomonedas.

Antes que nada, es preciso aclarar algunos conceptos: Una criptomoneda o criptodivisa es un activo digital que hace servir un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad. De este modo se asegura la seguridad de las transacciones y evitar las falsificaciones. Estas monedas digitales no existen de forma física. En realidad, se almacenan en una cartera digital.

Como apuntábamos al principio, las criptomonedas no están reguladas ni controladas por ninguna institución. Además, sus transacciones no requieren de intermediarios, pues se usa una base de datos descentralizada, llamada blockchain, que permite un registro contable compartido.

Se suele comparar la tecnología blockchain con un gran libro de contabilidad en el que se pueden registrar y almacenar grandes cantidades de información que se comparte en la red y no se puede modificar ni eliminar.

Qué es la minería de criptomonedas

criptomonedas

Minería de criptomonedas

La definición de criptomonedas es la del proceso mediante el cual se validan y agrupan transacciones de una red que serán añadidas posteriormente al blockchain. Gracias a esta actividad pueden funcionar criptomonedas como Bitcoin, la más importante y conocida de todas.

¿Por qué se utiliza la palabra «minería»? Obviamente, es un término metafórico, pero en esencia el trabajo de computación para extraer un valor de la red se parece bastante al del minero que baja al subsuelo en busca de oro, carbón o cualquier otro mineral con valor.

El minero de criptomonedas no usa pico y pala, sino hardware y programas informáticos. La tarea consiste en poner el poder de procesamiento de uno o varios equipos informáticos al servicio de una red. Las diferentes redes de criptomonedas hacen servir a estos equipos para confirmar la validez de las transacciones de sus usuarios.

El proceso de minado, paso a paso:

blockchain

Qué es y en qué consiste el minado de criptomonedas

La parte fundamental del proceso de minado de criptomonedas es la de verificar y validar las transacciones. Esto se consigue a través de los llamados nodos mineros, encargados de seleccionar las transacciones en espera y añadirlas a una plantilla de bloque. Todo el proceso, que forma un ciclo, consta de cinco pasos:

Verificación

Los nodos completos son los equipos que se encargan de hacer cumplir todas las reglas de consenso del protocolo de su red. Son el elemento que proporciona  seguridad y estabilidad a las redes de criptomonedas. Su función principal es la de comprobar que las criptomonedas que se están enviando no han sido utilizadas anteriormente para otra transacción. En otras palabras: que no se está produciendo un doble gasto.

Agrupación de transacciones

A continuación entran en acción los nodos mineros. Ellos agrupan en una plantilla las transacciones que ya han sido verificadas y las agregan a bloques no confirmados.

Hash y datos de control

El siguiente paso es el registro de la información fundamental para minar criptomonedas y confirmar el bloque. Es la fase de preparación de todos los elementos necesarios para ejecutar la función hash e iniciar el trabajo de dar con el identificador del bloque que se está creando. De esta tarea también se encargan los nodos mineros.

Resolución

Con los datos proporcionados por el nodo minero se genera el identificador de bloque correcto, con el cual se pueden confirmar las transacciones y liberar las monedas. Es un proceso que puede tardar más o menos dependiendo del equipo empleado para la resolución o de la cantidad de mineros que están trabajando en la misma tarea.

El bloque se agrega a la red

Finalmente, cuando un minero da con la solución de la función hash, se genera un nuevo bloque que queda registrado de forma definitiva. El resto de transacciones pendientes quedan automáticamente anuladas para evitar la posibilidad de que se produzca un doble gasto. Es entonces cuando la recompensa del minero se libera.

A partir de este momento, la información contenida dentro de este blockchain ya no puede ser modificada. En algunas redes, como por ejemplo Bitcoin o Ethereum, sus detalles pueden ser consultados públicamente.

Recompensas para los mineros

minado criptos

Qué es y en qué consiste el minado de criptomonedas

En el horizonte de cualquiera que decide recursos y esfuerzos al minado de criptomonedas, está la posibilidad de conseguir su ansiada recompensa. Esto es, en realidad, el motor que mueve todo el proceso. Al añadir nuevos bloques a la cadena de una criptomoneda se obtiene una recompensa, que puede ser de dos tipos:

  • En forma de comisiones, pagadas por los usuarios que participan de las transacciones que conforman el nuevo bloque añadido.
  • En nuevas monedas digitales que son puestas en circulación.

¿Qué se necesita para minar criptomonedas?

granja

Granja de minado de criptomonedas

Seguro que después de leer esto, a más de uno se la ha encendido la bombilla y se le ha dibujado el símbolo del dólar (o del Bitcoin) en los ojos. Si solamente hace falta un equipo informático, ¿por qué no minar criptomonedas desde casa?

Aunque esto es posible, no resulta tan sencillo como parece. En realidad, el minado de criptomonedas requiere de una gran cantidad de potencia informática. No basta con tener un ordenador o una red de ordenadores de cierta potencia, sino que también hace falta una red de energía eléctrica estable. De hecho, en este proceso la estabilidad es más importante que la velocidad.

Si se cumple con estas exigencias, el siguiente paso consiste en instalar un software específico para la resolución de problemas matemáticos (hash). Este debe incorporar además el sistema de verificación necesario para la transacción legal que confirme que un bloque es un bloque. Cuando el software resuelve la transacción, el minero recibe una cierta cantidad de monedas digitales. Cuanto más rápido y potente sea el hardware del minero, más opciones de éxito habrá.

Equipo y software específico

El sistema empleado para minar criptomonedas depende de la criptodivisa que deseemos minar. Hay varias opciones:

  • Usar un minero ASIC, que es un ordenador preparado para realizar una única y exclusiva función: extraer un tipo concreto de criptomoneda.
  • Hacer uso de un ordenador equipado con una GPU o tarjeta gráfica de alto rendimiento.

Lo más común es tener que recurrir a un hardware diferente para cada tipo de moneda. Muchas personas han intentado lanzarse a minar criptos sin el hardware adecuado sin éxito, gastando además mucho dinero en equipos informático equivocados y consumiendo grandes cantidades de electricidad en vano.

¿Por qué hacen falta equipos tan potentes y software específicos? Lo mejor es explicarlo con un ejemplo: la función hash de redes como Bitcoin está compuesta por una combinación alfanumérica de 64 caracteres. Las leyes de la probabilidad nos dicen que en casos así dar con la combinación correcta que libere a los BTC y confirme las transacciones es una tarea inalcanzable para el cerebro humano. Ese es un trabajo para las máquinas, dispositivos con gran poder de computación capaces de calcular una enorme variedad de combinaciones en cuestión de minutos.

A modo de resumen, se puede afirmar que lo único que hace un minero es prestar al sistema el poder computacional y la electricidad necesaria para realizar estas operaciones, obteniendo una recompensa a cambio. En general, un pago en la criptomoneda en la que se trabaja.

Granjas de minado de criptomonedas

Es lógico pensar que, cuantos más y más potentes equipos dediquemos al minado de criptomonedas, mayores serán los beneficios. Lamentablemente, eso significa una inversión enorme que no está al alcance de un ciudadano de a pie. También requiere unas instalaciones adecuadas y un equipo humano de técnicos dedicados a monitorear las operaciones las 24 horas del día.

Algunos países como Rusia o Estados Unidos (y hasta hace poco, también China) han apostado muy fuerte por la minería de criptomonedas, creando gigantescas instalaciones conocidas como granjas de minado. La rentabilidad de estas granjas es relativa, no solo ya por la inversión necesaria, sino porque está sometida a la constante fluctuación del valor de las criptomonedas, que como ya hemos visto es muy volátil.

Otra cuestión que pone en entredicho la rentabilidad de las granjas de minado es que, cuando aumenta el precio de una criptomoneda, más recursos se destinan a minarla. Y esto tiene una consecuencia el incremento de la dificultad a la hora de minar.

Cloud mining

Por último, haremos referencia a un método de minado de criptomonedas al alcance de cualquier persona que no disponga del hardware necesario. No está pensado para obtener grandes ganancias, pero funciona. El cloud mining se realiza a través de un centro de procesamiento de datos compartido y remoto ubicado en «la nube». En este caso, el minero solamente paga por el servicio prestado al proveedor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.