Cómo rootear cualquier dispositivo Android sin usar un PC

android root

Rootear un teléfono móvil Android es una práctica que muchos usuarios utilizan, pues reporta numerosas ventajas. Por ejemplo, nos permite instalar aplicaciones que no están disponibles en Google Play y otras tiendas de oficiales, o también abre la puerta a modificar algunas funcionalidades del dispositivo. El proceso de root suele realizarse a través de un ordenador, aunque existe un modo de rootear cualquier dispositivo Android sin PC. Lo vamos a ver en este post.

Hay que decir que rootear un teléfono es una técnica relativamente sencilla (no hace falta tener grandes conocimientos técnicos para llevarla a cabo) con la que obtener plenos privilegios de administrador en el sistema del dispositivo. Un procedimiento que nos puede reportar muchas ventajas, como la de la personalización casi total de nuestro teléfono, aunque también existen algunos riesgos.

Ventajas de rootear un dispositivo Android

root android

Antes de empezar a ver qué hay que hacer para rootear cualquier dispositivo Android sin PC, conviene saber todo lo que vamos a ganar con ello. Y también cuáles son los riesgos a los que nos podemos enfrentar, que también los hay. La lista de ventajas cuando hacemos root a un smartphone es amplia y bastante conocida. Este es un breve resumen:

  • Nos permite personalizar la apariencia del dispositivo: fuentes, emojis, notificaciones, el orden de los botones, iconos, estilos, etc.
  • Podemos eliminar aplicaciones preinstaladas, sobre todo aquellas que no utilizamos y que, sin rootear, no podríamos borrar del teléfono.
  • Del mismo modo, al rootear un teléfono es posible, como apuntábamos al inicio del post, instalar aplicaciones que no están disponibles en las tiendas de aplicaciones oficiales.
  • Vamos a tener la posibilidad de modificar los archivos host para bloquear los anuncios en los navegadores.
  • También nos sirve para controlar la velocidad de funcionamiento del dispositivo para que la batería dure más o se reduzca el consumo de energía (underclocking), o al contrario para que se acelere (overclocking) para obtener un mayor rendimiento, aun a costa de deteriorar la batería y que el teléfono pueda calentarse en exceso.
root android
Artículo relacionado:
Cómo eliminar un root en Android

Riesgos al rootear un dispositivo Android

android rooting

Más que riesgos o peligros, es importante saber que cuando rooteamos un teléfono o tablet Android puede haber ciertas consecuencias. Al hacerlo, conseguimos muchas ventajas y logramos una mayor flexibilidad, es cierto, pero también hay inconvenientes:

Las aplicaciones bancarias y de pago quedan automáticamente desactivadas, por simple precaución. Al detectarse una manipulación del dispositivo, estas apps se bloquean en prevención de un posible robo de identidad o fraude. Además de esto, pueden quedar desactivadas algunas de las funciones de seguridad que vienen integradas en el sistema operativo.

Relacionado con lo anterior, no hay que olvidar que un teléfono rooteado va a dejar de instalar actualizaciones y parches de seguridad. Esto, obviamente, aumenta su vulnerabilidad.

Pero hay otros aspectos a valorar: aunque el root está al alcance de cualquier usuario, es importante hacerlo bien. Si tocamos lo que no se debe tocar, podemos desactivar sin querer algunas de sus funciones o provocar que ciertas aplicaciones dejen de funcionar. Y en el peor de los casos, el código del sistema puede llegar a inutilizar el dispositivo.

¿Se pueden solucionar ese tipo de errores? La legislación europea obliga a los fabricantes a ofrecer una garantía legal de dos años, pero esta puede quedar suspendida si se demuestra que el error a solucionar se ha producido a causa de un rooteo.

Rootear un dispositivo Android sin usar un PC

kingroot

El método clásico para rootear un teléfono o una tablet Android se ejecuta conectándolos a un ordenador. Pero hay algunas prácticas aplicaciones móviles que pueden ayudarnos a realizar este proceso desde el mismo dispositivo. Vamos a ver cómo funciona la mejor de todas para cumplir con esta misión: KingRoot.

Esta es la aplicación más famosa para rootear un dispositivo Android, de cualquier marca y modelo, sin la mediación de un PC. Y todo en menos de un minuto. Estos son los pasos a seguir para hacerlo:

  1. En primer lugar, descargamos KingRoot desde este enlace.
  2. Luego procedemos a la instalación de la APK de KingRoot con ayuda del asistente de instalación.
  3. Finalmente, pulsamos sobre el botón azul de «Try to Root» para iniciar el rooteado.*

(*) En algunos casos el rooteado se interrumpe o aparece un mensaje de que el servicio no está disponible. Para evitar este obstáculo, antes de iniciar el proceso hay que ir al menú de Ajustes, luego a Seguridad y allí habilitar la opción de descargar apps de fuentes desconocidas.

Unas últimas recomendaciones antes de iniciar el rooteo de cualquier dispositivo: para que todo salga bien y el proceso no quede interrumpido antes de concluir, el móvil o tablet tienen que tener como mínimo el 50% de la batería. Además de eso, nunca está de más realizar una copia de seguridad del contenido de nuestro smartphone, para poner a salvo su contenido en caso de que algo no saliera bien.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.