Reducir el uso del móvil es posible: Consejos útiles para lograrlo

Mujer con manos extendidas sosteniendo un móvil

Los teléfonos inteligentes son una maravilla. Nos permiten hacer y agilizar casi cualquier cosa en nuestro día a día. Es más, estos aparatos han llegado a ser, prácticamente, una extensión de nuestro cuerpo: es imposible estar sin ellos. Sin embargo, no todo es color de rosa. Existen inconvenientes reales si no tenemos cuidado con el tiempo que le dedicamos al móvil. Por eso, en este artículo veremos que reducir el uso del móvil es posible y analizaremos algunos consejos que nos ayudarán a conseguirlo.

Los inconvenientes de abusar del móvil

Persona dormida junto a un movil

Si quieres reducir el uso que le das a tu móvil, es apropiado que conozcas los inconvenientes que conlleva abusar de este aparato. Algunos de los problemas de salud pueden ser:

  • Aumento de estrés
  • Dolores en la espalda y la cabeza
  • Contracturas musculares o inflamación de los tendones de las manos
  • Problemas de visión

A continuación, veamos de qué maneras concretas puede afectar la adicción al móvil a tu salud mental y física.

El uso del móvil aumenta el estrés

¿Te pasa que si no tienes el teléfono en tus manos, o por lo menos a tu alcance, sientes algo de ansiedad? Este trastorno, junto con el estrés, son algunos de los problemas más comunes entre quienes han desarrollado una adicción por el móvil. Y tiene sentido. Pues cuando utilizamos el celular accedemos a mucha información de forma instantánea. Algo que, como te habrás dado cuenta, no sucede en la vida real.

Contracturas musculares

Mirar el móvil largo rato, como cuando vemos redes sociales, series o películas, hace que adoptemos una misma postura durante mucho tiempo. Los músculos se tensan y permanecen rígidos, lo que puede producir lesiones o contracturas musculares que causen dolor y otras molestias.

Rigidez en las manos

La rigidez en las manos y los dedos también pueden ser una consecuencia de pasar mucho tiempo con el celular. Los movimientos repetitivos podrían causar una afección bastante frecuente conocida como tendinitis, que no es más que la inflamación del tejido que une el músculo con el hueso. Por eso, recuerda que cuando abusas del móvil, los tendones y nervios de tus manos pueden resultar afectados.

Problemas de visión

La luz emitida por la pantalla del móvil con el tiempo puede afectar tu visión haciendo que esta se vuelva borrosa, tengas los ojos secos y hasta contraigas miopía temporal. Lo mejor es mantener el brillo de la pantalla lo más bajo posible, sobre todo si te encuentras en una habitación oscura o en un lugar con poca iluminación. Además, también es bueno que mantengas una distancia prudencial entre tus ojos y el móvil.

Molestias en la espalda por el uso del móvil

Por otro lado, si tienes una mala postura a la hora de utilizar el móvil, también puedes ganarte molestias en la espalda y el cuello. Esto es así porque mientras más inclinada tengas la cabeza para mirar el teléfono, mayor es el peso que colocas sobre tu columna y hombros. Y, obviamente, esta presión hará que tengas dolor o molestias en tu espalda.

Dolores de cabeza

Mirar la pantalla del teléfono durante largas jornadas también se ha asociado con dolores de cabeza. La cefalea de origen cervical ocurre cuando nuestro cuello permanece en una misma posición durante mucho tiempo. La presión se acumula y genera dolores de cabeza y hasta migrañas.

¿Cómo reducir el uso del móvil?

Jóvenes usando un móvil

Hasta aquí hemos visto las consecuencias del uso excesivo del teléfono. Ahora bien, si tu meta a partir de ahora es reducir el uso de este dispositivo, a continuación te dejamos algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Establece horarios

En primer lugar, determina cuánto tiempo le dedicas al móvil y establece un horario para ello. Por ejemplo, elige momentos específicos del día en que quieres utilizarlo para enviar mensajes, revisar correos o mirar redes sociales. Así, es probable que dediques más tiempo a actividades más importantes sin necesidad de postergarlas.

Usar apps para limitar el tiempo de uso del móvil

Existen aplicaciones que te pueden ayudar a poner un límite al tiempo que le dedicas a tu teléfono. ¿Suena contradictorio? Para nada. Más bien, muchas de ellas están diseñadas para recordarte con un aviso cuando llevas mucho tiempo en el móvil. De hecho, muchos móviles incorporan esta función de fábrica. Así que en algunos casos ni siquiera hará falta que descargues una app de terceros.

Desactivar el teléfono antes de dormir

Programar tu teléfono para que se apague automáticamente a la hora de dormir contribuye a tu descanso y tranquilidad. De hecho, una de las causas más frecuentes de insomnio es el uso del teléfono cerca de la hora de dormir. Así que te aconsejamos programarlo para que se apague por lo menos una hora antes de que te acuestes para que tengas un sueño reparador.

Mantén activas solo las notificaciones importantes

Para evitar que el móvil reclame tu atención a cada instante, puedes mantener activas solo las notificaciones importantes. Para ello, ve al apartado Notificaciones en los Ajustes del móvil y desactiva los avisos de las aplicaciones que menos usas.

Activa el modo avión a la hora de la comida

Si acostumbras comer en compañía de familiares y amigos, ya sea en el cole, el trabajo o en casa, lo mejor es que pongas tu móvil en modo avión. No solo es una muestra de respeto, sino que también te ayuda a mejorar la comunicación con tus seres queridos.

Analiza el tiempo que usas el móvil y haz una lista con las cosas que puedes hacer con ese tiempo

No hay mejor manera de eliminar un mal hábito que reemplazarlo por uno más provechoso. Con esto presente, piensa en cuánto tiempo le dedicas al móvil y en qué actividades podrías invertir mejor ese tiempo.

La mayoría de los móviles incorporan una función que mide el tiempo que dedicas a cada aplicación. Ver estos datos te puede ayudar a decidir si deberías despegarte un poco del móvil. Utiliza ese tiempo para hacer cosas que te gusten o beneficien, como descansar, hacer deporte, visitar amigos o desarrollar un talento.

Sal de los grupos de WhatsApp que no sean realmente importantes

Sí, los grupos de WhatsApp pueden abarrotar tu móvil y reclamar tu atención y participación. Por eso, si el grupo no es realmente significativo, lo mejor es salirse de allí, o al menos archivarlo para no estar viéndolo a cada rato. Restringir tu participación en estos grupos de WhatsApp te proporcionará tiempo extra y mayor tranquilidad.

Coloca el teléfono lejos de tu alcance

Poner el móvil fuera de tu alcance es buena idea durante las horas de trabajo, mientras descansas o cuando compartes con amigos y familiares. De esta manera, eliminas la tentación de coger el móvil y aumentas tu concentración para realizar tareas importantes. Al poco tiempo, comprobarás que tener el móvil en las manos no es tan necesario como pensabas.

Comunica a tus allegados tu intención de reducir el uso del móvil

Contarle a tus contactos que quieres reducir el uso del móvil evitará malentendidos y te ayudará a alcanzar tu meta. Por ejemplo, comprenderán por qué abandonaste un grupo de WhatsApp o la razón por la que no respondes mensajes después de cierta hora. Todo esto contribuirá a que los demás respeten tus decisiones y hasta quieran ayudarte a lograr tu objetivo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.